lunes, 20 de abril de 2009

Crudo Soy

Jamás se me va a olvidar ese día… el día que descubrí que no toda la música es la que está en mtv o pasaban en radioactivo.

El día que descubrí que tal vez puede entrar más odio en un corazón que amor y que hay muchas formas de decir las cosas. Cuando supe que existe el grita para que te escuchen. Era un día normal en mi bachilleres yo iba en el primer semestre y en ese entonces Pearl Jam era mi mundo (claro que es una de mis bandas favoritas y siempre lo será) pero un amigo llamado Jorge (Q.E.P.D.) metalero de corazón siempre me daba o prestaba casettes de grupos que nunca había odio, pero lo que me puso ese día me marco.

Saco de su mochila un casette muy maltratado que trataba como reliquia y me dijo – Blas ahora sabrás lo que es PUNK- raro porque él solo era de metal nórdico y cosas bien atascadas

Este tenía una portada con una copia mal hecha que resaltaban unas letras de esa estilo cholo (perdón por mi ignorancia, pero no sé como se llaman) que decían LOS CRUDOS, sin más ni más, puso la cinta y lo primero que escuche fue una canción que era como su himno y esto fue lo que escuche.

No para iodos fresas.